Martes 22 de Noviembre 2022
PALOMA MAMI

Paloma Mami desbanca a Mon Laferte y se queda con el puesto de la chilena más escuchada en Spotify

¡Impresionante!

Paloma Mami. Fuente: (Google).
Escrito en VIDA Y ESTILO el

Paloma Mami es la chilena más escuchada en Spotify desde sus inicios, según recoge la cuenta social “ChartsCL”. Logró ese título con los mejores números de oyentes de la plataforma. Con 7 millones 14.000 oyentes, la cantante superó incluso a Mon Laferte, quien alberga 7 millones. En este contexto, la artista ya está preparando una nueva canción para dejar a sus fans anonadados, “Síntomas de soltera”. 

¿Qué hay detrás de la cantante del momento? ¡Te lo contamos! El verdadero nombre de Paloma Mami es Paloma Rocío Castillo Astorga. En el año 2019, se desveló el misterio sobre el apodo artístico de la famosa, ¡su secreto mejor guardado!

Paloma Mami. Fuente: (Google).

"Soy como súper fan de Drake".

A través de un vivo en Instagram, la joven contó el su origen. “Muchas personas que me siguen y conocen, saben que amo a Drake. Soy como súper fan de Drake y él en su Instagram se tiene como ‘Papi’. Entonces, cuando me hice el Instagram, no sabía cómo ponerme y me inspiré con su nombre”, reveló la celebridad

Paloma Mami. Fuente: (Google).

Paloma Mami reveló el origen de su nombre artístico 

“CMTV” informa que Paloma Mami comenzó a hacer música con tan solo 8 años, grabando canciones y tocando el piano eléctrico. Pero esta no es la única faceta que tenía desde pequeña. Al mismo tiempo, la intérprete realizó talleres de pintura y dibujo. Siendo prácticamente una infante, dio grandes indicios de que sería una artista de los pies a la cabeza.

Paloma Mami. Fuente: (Google).

A los 16 años se mudó a Chile.

A los 16 años, se mudó a Chile (nació en Estados Unidos) y fue en la secundaria cuando comenzó a llamarse “Paloma Mami”. Viene a Chile debido a la separación de sus padres y es ahí cuando decide lanzar su carrera musical entrando al programa de talentos “Rojo”. No estuvo mucho tiempo, pero resultó suficiente para dejar huella. Poco después de entrar, renunció, asegurando que el ambiente no le gustaba ni tampoco las condiciones de su contrato.