Viernes 20 de Enero 2023
AUSTRALIA

Encuentran el sapo más grande del mundo Australia y temen un desequilibrio ambiental

Una drástica decisión.

Australia, sapos. Fuente: (Google).
Escrito en MUNDO el

Australia tiene una particular historia con los sapos. Tal como lo reflejan en Los Simpson, este animal se convirtió en una plaga en aquel país hace 90 años, cuando fue introducido al ecosistema intentando terminar con una invasión de escarabajos, pero no solo no se comieron a esos insectos sino que se reprodujeron sin control al no contar con un depredador natural.

Ahora, guardabosques han encontrado un espécimen de casi tres kilos de peso en la selva tropical de Australia. El espécimen, es considerado uno de los más grandes del mundo, y fue sacado del ambiente donde estaba, en el Parque Nacional de Conway, ya que es considerado un peligro para las demás especies.

"Toadzilla". Fuente: (Google)

Le pusieron el nombre de “Toadzilla”, que es una mezcla entre “toad”, que quiere decir sapo en inglés, y el nombre del monstruo cinematográfico Godzilla. Fue capturado el pasado 12 de enero por la guardabosques Kylee Gray durante una patrulla rutinaria en el Parque Nacional de Conway, en el estado de Queensland, al norte de Australia.

Según quedó registrado, el animal pesa 2,7 kilogramos, superando el récord mundial Guinness del sapo más grande del planeta, que se registró en 1991 con 2,65 kilogramos, que se había registrado en Suecia. Según Grey, se topó con el animal de casualidad, luego de detenerse con su camioneta al ver una serpiente en el camino.

Fuente: (YouTube Cadena Ser).

“El problema con un animal tan grande es que cambia el alcance de lo que puede comer”, explicaron los expertos. “Así que aumenta su selección de presas, por lo que sería capaz de comer alimentos más grandes que los sapos de caña normales”, agregó además la guardabosques, justificando la decisión de sacarlo de la naturaleza.

Sapo de la caña. Fuente: (Google).

Un desequilibrio ambiental

Comentaron además, que un ejemplar como “Toadzilla” podría poner hasta 35 mil huevos. “Y todas las partes del ciclo reproductor del sapo de caña son venenosas para las especies autóctonas australianas, por lo que la prevención es una parte importante de cómo hay que gestionarlos”, agregó la guardabosques.

"Son venenosas para las especies autóctonas".

De momento, “Toadzilla” fue trasladado al Museo de Queensland, en Australia, para que se lo investigue, ya que su especia, los sapos de caña, son poco comunes y generan un enorme impacto ecológico.